lunes, 21 de diciembre de 2015

Tutorial Mantelitos Calabaciles (Pumpkin Mug Rugs Tutorial) Parte I

Con un poco más de retraso de lo previsto aquí os traigo, por fin, el tutorial que os prometí de los Mantelitos Calabaciles o Pumpkin Mug Rugs o, mejor dicho, la primera parte del tutorial: tengo tantas imágenes para ilustrarlo que he decidido dividirlo en dos, en la primera parte os mostraré cómo hacer el top y en la segunda parte, cómo hacer el acolchado y colocar el bies.
Como ya sabéis mis tutoriales son muy sencillos, para novatas como yo; de ninguna manera pretendo ser (ni que me toméis por) una experta, sólo intento hacer guías "paso a paso" como las que me gusta encontrarme a mí bicheando por la red y de las que tanto aprendo. Así que si veis algún fallo o algún punto equivocado o poco claro no dudéis en hacérmelo saber para corregirlo al momento :)
Así que aquí vamos... Lo primero que debéis hacer es haceros con unas cuantas telas en tonos más o menos naranjas, según vuestro gusto: depende de las telas que elijáis obtendréis una calabaza más moderna o una más rústica. Os dejo como ejemplo el mantel original de la revista Quilter's World para que veáis la diferencia del acabado con mi proyecto (Maldad del día: con lo que me quejo yo de que los bordes de mis trabajos suelen quedar "bailongos" fijaos en los bordes del mantelito de marras :P )
Como hemos dicho, unas cuantas telas naranjas, cuántas más mejor para darle vistosidad a la calabaza, aunque no pasa nada si tenéis que repetir alguna; una tela en tono claro para el "fondo", una marrón para el tallo y otra verde para la hoja, y otra más para la trasera que puede estar combinada o no con las otras. Y los útiles de costumbre: aguja, tijera, hilo para coser y para acolchar, guata para el relleno, alfileres...

¡¡Empezamos!!

Lo primero es que veáis el esquema que vamos a seguir en nuestro log cabin calabacero, en el centro hay dos telas del mismo tamaño "A" pero de diferente estampado, y vamos montando nuestro bloque alrededor de éstas en el sentido de las agujas del reloj.
 Éstas son las medidas del bloque calabacero sin los márgenes de costura, podéis añadirle medio centímetro o un cuarto de pulgada, o lo que prefiráis. Con éstas medidas el bloque final tendrá unas dimensiones de 15 x 15 cm (con costuras) y el mantelito acabado medirá 19 x 15 cm.
Una parte importante antes de comenzar es visualizar cómo van a conjuntar nuestras telas en el acabado final, si se repite alguna muy cerca o no nos acaba de convencer el resultado siempre estamos a tiempo de rectificar antes de meter la aguja.
 Empezamos por las telas centrales A, las ponemos derecho contra derecho y las cosemos por uno de sus laterales.
A éstas les vamos a añadir las telas B en el sentido de las agujas del reloj como veis en la imágen, y poco a poco vamos aumentado de tamaño nuestro cuadrado. Es conveniente ir planchando las costuras a medida que vamos cosiendo nuestras piezas del log cabin.
Ya veis que no tiene más dificultad que ir añadiendo las telas en orden de modo que poco a poco vayamos formando nuestra calabaza, así que os dejo con las imágenes que creo se explican por sí mismas.



 Cuando hayamos utilizado todas nuestras telas naranjas habremos acabado el bloque del log cabin y podremos continuar con el segundo bloque, el que forma el tallo y la hoja de nuestra calabaza.
De nuevo las medidas que os doy son sin márgenes de costura y quedará un bloque con un tamaño de 5 x 15 cm (con costuras)
Tened en cuenta que los 4 cm marcados en las medidas es el alto de nuestro bloque y que el órden de las telas es el que os muestro en la imagen, es decir, a la izquierda va la tela clara, luego la marrón y por último la verde con los cuadrados pequeños más claros.

Para la hoja vamos a superponer los cuadrados claritos pequeños, derecho contra derecho, encima de nuestra tela verde, marcamos una diagonal que cruce el cuadrado y cosemos por ahí, lo mismo con el otro como se ve en la imagen en los pasos 1 y 2.
 Recortamos la tela sobrante (paso 3) y planchamos (paso 4) ¡hemos acabado nuestra hoja!
El último paso de nuestro bloque es muy sencillo, vamos a coser la tela clara que nos queda a la marrón por la parte de ambas que mide 4 cm (el "alto") y, cuando hayamos acabado, cosemos la tela marrón por el lado de 4 cm restante a nuestra hoja.
Una vez rematado y planchado, lo presentamos encima de nuestro log cabin... ya va pareciendo una calabaza. Sólo nos queda colocar los dos bloques derecho contra derecho y coserlos (aseguraos de que la tela G, la más larga, del log cabin esté en la parte inferior, así sabremos que no lo estamos montando cabeza abajo)

Ahora que ya tenemos montado nuestro top sólo nos queda acolcharlo y rematarlo con el bies, esto lo veremos en la segunda parte del tutorial que subiré en unos pocos días.

¡Besos y Felices Puntadas!

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Calabazas en la mesa

Sí sí, ya sé que la fiebre por las calabazas fue decayendo durante el mes de noviembre y ahora ya estamos metidos de lleno en la temática navideña, pero ¿qué queréis? me encantan las calabazas y el otoño... y como siempre, voy un poco atrasadilla. 
Siempre me pilla el toro con la Navidad, la veo tan lejana que pienso "Voy a ponerme con esto primero que me da tiempo de sobra" y luego se me amontona todo: exámenes, comidas, preparaciones varias y viajes, y lo dejo todo a medias... al menos tendré todo el año próximo para terminar los adornos que empiece.
Pero a lo que íbamos: calabazas. Me encanta esta hortaliza para decorar el otoño (también para comerla, pero este es un tema aparte) y cuando vi de pasada este mantelito enseguida supe que lo haría y me lo apunté mentalmente. Con lo cual luego me pasé casi dos semanas buscando por todos sitios dónde lo había visto, que si pinterest, los mil y un blogs que frecuento sobre patch, revistas...
Hasta que al final lo encontré en la revista Quilter's World de Noviembre del pasado año, a este número se le puede sacar mucho jugo y tengo ya echado el ojo a algún otro proyecto.
En Pinterest encontré varios manteles calabaciles mientras buscaba éste, todos muy monos y muy otoñales, pero ya sabéis que cuando nos encaprichamos de algo en concreto luego es difícil conformarnos con algo parecido.
Y eso que el mantelito en sí no tiene mucha enjundia: un bloque de log cabin combinando telas de diferentes tonos naranjas y otro más pequeño para el rabito y la hoja, estoy segura que cualquiera un poco menos novata que yo lo sacaría sobre el papel muy fácilmente.
Para hacerlo elegí algunas de las telas más otoñales de entre mi provisión y me hice con dos o tres más, creo que éstas últimas son todas de Moda aunque ando en dudas con una de ellas. Para el bies de remate y la trasera, una tela verde oscuro, a juego con la hoja, y con un estampado de relojes.
Seguí fielmente el acolchado que dictaba el original, cosiendo en cuadrados concéntricos alrededor de la pieza central del bloque, y haciendo las pequeños nervios de la hoja.
Estoy realmente encantada con el resultado final y ya que no lo he visto por las redes (seguramente por su sencillez) me he propuesto haceros un pequeño-paso a paso-para novatas-como yo del mantelito en cuestión para que lo disfrutéis vosotras o para que hagáis unos cuantos para regalar en estas fiestas ¡os aseguro que os da tiempo!

¿Os animáis?

¡Besos y Felices Puntadas!

viernes, 20 de noviembre de 2015

Alfiletero patchwork Caperucita Roja.

Me da la impresión que últimamente me repito en mis entradas o quizá sea, simplemente, que sólo me apetecen hacer cositas sencillas y rápidas, de esas que acabas en un fin de semana y no están dando vueltas y vueltas por la casa hasta que se convierten en un Ufo (de ésos ya tengo bastantes)
Así que, una vez más, hoy os traigo un bloque de patchwork convertido en un acerico coqueto y resultón, ideal para vosotras mismas (como siempre digo, una nunca tiene demasiados alfileteros), o para regalar en masa a nuestras amigas costureras ahora que se acercan fechas indicadas.
El tutorial, al que llegué gracias a Pinterest, lo podéis encontrar en el blog 100 billion stars, tiene un montón de dibujos y es muy fácil de entender a pesar de estar en inglés. Si yo he podido coserlo, os aseguro que cualquiera puede :) Lo bueno de los alfileteros de patch es que se adaptan fenomenal al gusto de la destinataria sólo con elegir una combinación de telas adecuada. El que yo hice es un poco más infantil o naïf de lo habitual en mí; me apetecía utilizar esta tela tan bonita en un proyecto en el que resaltara, pero en el blog Threads on mi socks podéis ver el mismo bloque con telas Tilda y el resultado es espectacular, claro, que la perfección del acabado también influye mucho.
Casualmente descubrí, una vez acabado el acerico, que encaja perfectamente en una pequeña caja en la que guardo los hilos desde que el peludo anda por casa y se dedica a jugar con ellos. Me resulta muy práctico colocarlo en la tapa de la caja para dejar alfileres o agujas cuando estoy cosiendo y, al mismo tiempo, tengo acceso libre a las bobinas de hilo.
Y, cuando termino, no tengo más que colocar el alfiletero encima de los hilos y cerrarlo con la tapa, así evito que me desaparezcan los alfileres y aparezcan luego en los sitios más insospechados, como el bebedero del interfecto o rodando por la bañera.
El resultado me ha gustando aunque le encuentro dos fallos: uno, que en vez de quedar completamente liso se nota el vaivén de las puntadas, sobre todo en los bordes (supongo que sea por estar cosido a mano) y dos, no le acabo de coger el truco al relleno en este estilo de alfileteros altos.
Nada que no se pueda perfeccionar con un poco más de práctica y paciencia :)

¡Besos y Felices Puntadas!

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Alfiletero 1831 Pincushion

Dado que me está costando más de lo previsible dar con una cajita redonda adecuada para mi bordado de halloween, y que me siento muy vaga como para tunear una normalita, me decidí por darle acabado al diseño de The Goode Huswife.
Llevando por nombre 1831 Pincushion y por mi más que notable afición por todo tipo de acericos era fácil de decir qué acabado tenía pensado darle, aunque le di unas cuantas vueltas en si darle un poco de altura o dejarlo en forma de sobre. Finalmente, opté por dejarle un par de centímetros de alto y elegí una tela muy otoñal de Moda en ocre oscuro y con estampado de estrellas que le va muy bien al estilo antiguo del dibujo.
Como adorno final y para no sobrecargarlo demasiado, que ya tiene bastantes motivos diferentes y no soy una fan del horror vacuii, le añadí un imperdible decorativo en color bronce y unos botones en la misma gama de color.
Y ésta es su ubicación definitiva, como centro otoñal en la mesa de café junto con otros alfileteros de temática parecida, tres o cuatro calabazas y algún que otro adorno más de estilo añejo. La cesta no tiene nada de particular, reutilicé una que rondaba por casa, le puse un lazo alrededor del borde y un retal de tela en el fondo y ¡listo! Estoy tan contenta con el resultado que he pensado en dejarla como adorno de forma continua, variando su contenido en cada estación, o según la apetencia del momento.

¿Qué os parece la idea?
¿Reutilizáis también vosotras los mismos adornos según la temporada?

¡Besos y Felices Puntadas!

sábado, 31 de octubre de 2015

Luna llena en Halloween

Cayendo en los malos hábitos de siempre, sigo empezando nuevos bordados antes de darles un digno acabado a los que ya he dado la última puntada. Y no es sólo que me entretenga dando vueltas y más vueltas a posibles acabados para dar un toque original, o para remedar aquello que pasó de forma fugaz por la pantalla de mi ordenador; que me pierda entre telas y puntillas y distintas combinaciones más o menos favorecedoras para el diseño. Es que, muy a menudo, surge algo en medio de tanto bullir de ideas que me apetece empezar cuanto antes. En este caso, Halloween.
Desde siempre me ha gustado esta temática oscura y tenebrosa de la fiesta y, cada año, he ido aumentado el número de adornos y bordados con los que decorar la casa. Esta vez le ha tocado el turno a un pequeño bordado de The Drawn Thread, Full Moon, que he terminado justo a tiempo, y al que espero dar acabado más pronto que tarde, que se me empiezan a acumular los bordados huérfanos.

Full Moon de The Drawn Thread
1 sobre 2 Lugana blanca.
Hilos Rosace/DMC

He invertido toda mi paciencia en bordar sobre esta trama tan irregular, en la que tenía que deshacer casi todo lo hecho el día anterior porque era incapaz de ver bien por dónde metía la aguja. Pese a no ser perfecto, me ha gustado el resultado y creo que lo montaré sobre una cajita redonda.
Disfrutad de la fiesta y no comáis demasiados dulces.

¡Besos y Felices Puntadas!


miércoles, 21 de octubre de 2015

1831 Pincushion

Hace casi seis meses desde mi última entrada, seis meses en los que he estado más liada que de costumbre y en los que no he actualizado el blog porque tampoco tenía nada nuevo ni interesante que mostrar. Tampoco he cogido apenas la aguja en ese tiempo y, aunque no he dejado de echar vistazos esporádicos a pinterest, tampoco me he paseado por los blogs ni he prestado mucha atención a las novedades. He estado desconectada y de relax.
Pero con el comienzo del nuevo curso, la llegada temprana del frío y la rutina otoñal, he retomado el gusanillo de las telas y los hilos. He empezado bordados, e incluso he terminado alguno al que ando dando vueltas qué acabado darle, siempre lo más difícil de decidir.
Este pequeño bordado de The Goode Huswife se convertirá previsiblemente en un no tan pequeño alfiletero, aunque aún no sé si lo haré con altura o en forma de cojín como acostumbro.

1831 Pincushion, The Goode Huswife
Lino Belfast Mushroom Zweigart Hilos DMC/Rosace
Escogí de entre mi ya bastante menguado stock de lino uno de 32 count porque no me veía capaz de bordar en una trama más pequeña después de tanto tiempo sin hacer crucecitas. Aunque en esta imagen no se aprecia demasiado bien, el tono de la tela es un tanto amarillento lo que creo que le va genial a un diseño de aire antiguo como éste.


Un diseño bucólico y muy apetecible que llevaba tiempo con ganas de bordar y con el que he retomado la buena costumbre de sentarme un ratito a perderme entre retales, tijeras y madejas.

¡Besos y Felices Puntadas!

lunes, 27 de abril de 2015

Alfiletero de Log Cabin

Como muchas de vosotras acertasteis (tampoco era muy difícil, ¿no?) mis dos bloquecitos de log cabin se convirtieron en un alfiletero a juego con el estuche que ya os había mostrado anteriormente.
Eligiendo colores similares, e incluso las mismas telas, es fácil saber que forman parte de un conjunto.. además, jugué con el tema central, el cuervo en el estuche, y el pájaro rojizo en el alfiletero.
Me atreví a acolchar los dos bloques antes de montar el alfiltero para que quedara más mullidito y el resultado me ha encantado. Claro que las puntadas podían notarse menos y que quizá debería haber elegido un tono más oscuro para el acolchado... para la próxima.
El tamaño es ideal para guardarlo dentro de la pequeña bolsa, aunque en la foto no lo parezca cabe perfecto... un poco justo, pero ideal para su cometido.

Aunque no me prodigue mucho por el blog sigo aguja en mano, más pausadamente de lo que me gustaría, pero voy, que ya es algo ^^

¡Besos y Felices Puntadas!

miércoles, 15 de abril de 2015

Stitch it Black

En mi última entrada os comentaba que estaba aprovechando los últimos coletazos del invierno para bordar un precioso diseño en color negro, entre unas cosas y otras, he avanzado muy poquito y además he perdido las pocas ganas que tenía de continuar con él.
El motivo es este freebie de Sub Rosa, que me sigue encantando, pero que no me veo capaz de terminar así que seguramente lo deje sólo con el corazón.

He bordado pocas crucecitas pero, aprovechando que me encuentro mejor de la espalda, estuve recortando y reaprovechando pequeños retales de tela para coser... una pequeñez...
Me gusta mucho el log cabin y nunca lo había hecho de esta manera, combinando dos telas iguales enfrentadas; el resultado me gusta un montón, y repetiré seguro. Para la trasera repetí las mismas telas y un par de selvage edges que no había utilizado nunca y reservaba para una labor de este tipo.
¿A qué no adivináis en qué se van a convertir estos dos pequeños bloques?

¡Besos y Felices Puntadas!

miércoles, 18 de marzo de 2015

Estuche Crow in Love

Desde principio de año vengo arrastrando problemas de espalda, van y vienen como el Guadiana y como tampoco tengo claro a qué se deben poco más puedo hacer más que tirar de antiinflamatorios y procurar no forzarla en la medida de lo posible. Esto incluye apartarme de la costura y el bordado, en parte porque el andar inclinándome no viene nada bien y en parte porque la silla donde suelo acomodarme es matadora incluso teniendo la espalda perfecta. Por esto he tardado más de lo previsto en terminar mi último proyecto y por eso no tengo muy claro si podré actualizar a menudo, porque me cuesta un triunfo hasta hacer las fotografías.
Y dicho esto os dejo con lo interesante, el acabado final del bordado Crow in Love...ya había adelantado que mi primera idea era hacerlo en forma de estuche pero no me aclaraba demasiado en cómo montarlo. Al final tiré por lo fácil y, aunque me gusta el resultado, no ha quedado tan pulido como me habría gustado... todo por cambiar cien veces de opinión en el montaje, la próxima vez intentaré tener el proyecto decidido desde el principio para que no me vuelva a ocurrir lo mismo.
En la parte trasera apliqué los hexágonos que ya os había enseñado anteriormente, todos en tonos apagados y neutros, menos uno de ellos rojo que destaca y hace juego con el borde del cuervo.
Para la solapa de la parte delantera del estuche, hice dos tiras de cuadraditos de 2 cms con los mismos tonos de telas y repitiendo algunas de ellas.
Y este es el resultado final, una bolsita con cremallera con bastante capacidad, que puedo usar tanto para los útiles de costura como para los cosméticos o, para lo que la uso habitualmente, como simple estuche para los bolígrafos y los lápices.
Tengo empezado un bordado en px, un free en tonos oscuros aprovechando que aún quedaba algo de invierno, pero visto lo visto lo voy a tener que continuar en primavera y no sé si me va a apetecer tanto coser algo en esos tonos, ya veremos :)

¡Besos y Felices Puntadas!

domingo, 22 de febrero de 2015

Tutorial Alfiletero Hexágono (Hexagon Pincushion Tutorial)

Lo prometido es deuda así que hoy os traigo un pequeño tutorial para que podáis hacer sin problema un precioso alfiletero hexagonal como el que os mostraba en la entrada anterior, ya veréis que no tiene demasiada dificultad, sólo tenemos que estar atentas a la hora de montarlo
¿Empezamos? 
Lo primero que tenemos que hacer es elegir las telas con las que queremos montar nuestro alfiletero de hexágonos.... necesitaremos 8 hexágonos en total (6 para los lados y 2 para las bases), podemos elegir 8 telas diferentes, o alternar varias.
Éstas son algunas de las que yo elegí para el alfiletero más pequeño, para el grande sólo utilicé dos telas: la primera del montón y otra que combinaba en verde agua.
Recortamos los 8 hexágonos que formarán nuestro alfiletero y los disponemos para decidir qué combinación nos gusta más, yo suelo hacer una foto con el móvil cuando ya lo tengo decidido porque casi siempre acabo desordenando las telas antes de coserlas todas.
Montamos los hexágonos ayudándonos de papel o cartón que luego retiraremos y los vamos cosiendo como se ve en la imagen, primero los seis petalos a la pieza central y luego las piezas exteriores entre ellas, hasta formar una composición como la de la imagen inferior.
Una vez que tengamos esta disposición, planchamos bien todas las piezas pero no quitamos los papeles, y vamos cosiendo los lados como se ve en el esquema... según vamos cosiendo por orden los lados vamos quitando los papeles que ya no necesitemos. No es complicado pero hay que estar atentas porque podemos equivocarnos con facilidad al menos las primeras veces que lo hagamos.
Dejamos sin coser la última abertura (la marcada en el dibujo como la número 11) y damos la vuelta a nuestro alfiletero por ella. Ya sólo nos queda planchar, rellenar con guata, coser la abertura con puntada escondida ¡y disfrutar de nuestro precioso y útil acerico!

¿Qué os ha parecido el tutorial? Sencillo, ¿verdad? Pues si os animáis a intentarlo no dudéis en enviarme foto de vuestras creaciones para admirarlas debidamente :D

¡Besos y Felices Puntadas!

domingo, 15 de febrero de 2015

Hexagonéame

Cualquier excusa me vale para sacar de paseo los hexágonos y ponerme montar "florecillas" con ellos, con el peligro que traen consigo porque no hay vez que me ponga con ellos que no me enganchen y me ponga como loca a buscar ideas en pinterest para utilizarlos.
Esta vez comencé dándole forma a la trasera del Cuervo Enamorado, con telas en tonos oscuros y un sólo hexágono rojo. El kit de hexágonos que utilizo es una gozada, consta de un hexágono de plástico duro para marcar la tela y un montón de hexágonos más pequeños de papel firme para dar forma a la tela...Es una pena que no los encuentre en más tamaños porque no me imagino marcando la tela y cosiéndolos por las marcas, la verdad.
Ya que estaba metida hasta las cejas en telas (casi literalmente, me puse a sacar y a sacar de las cajas...y las pocas que quedaban dentro me ayudó a desalojarlas Orión) me dispuse a elegir unas pocas más para hacerme...¡un alfiletero! como no, si me estoy convirtiendo en la loca de los alfileteros :) Son la excusa ideal para probar diferentes técnicas o distintas combinaciones de telas, se hacen en un ratito y además son útiles para usarlos, regalarlos....o perderlos (voy a tener que empezar a perder unos cuantos para poder seguir haciendo más)
Telas con tonos azules y algún toque de rojo me dieron la excusa perfecta para volver a repetir con el solitario hexágono rojo. No me digáis que no es una monería de acerico, estoy segura que os apetece haceros uno para vosotras, o dos ¡o diez! Y tan segura estoy que ahora mismo me pongo a preparar un tutorial para el domingo que viene que aunque el asunto no tiene mucha chicha hay un par de cosillas que quizá os venga bien leer.
¿Qué os parece el nuevo estilo que le he dado al blog? Llevaba tiempo queriendo cambiar la cabecera y darle un aire diferente, pero siempre lo iba dejando porque me surgían cosas más importantes como coser o coser un poco más. Así que esta semana me puse a ello en serio y estoy bastante contenta con el resultado, han sido muchas horas invertidas (es lo que tiene utilizar un programa que apenas conoces) pero han merecido la pena. Ahora que lo pienso, quizá debería haber incluido algún hexágono en la cabecera... para la próxima me lo apunto.

¡Besos y Felices Puntadas!

domingo, 8 de febrero de 2015

Enmarcando con telas.

Aunque aún sigo dándole vueltas a la forma definitiva de acabar el pequeño bordado que terminé esta semana, he ido añadiéndole el "marco" para ver si por fin me decidía por una de las dos opciones que barajo.
Como es un bordado con colores un tanto country, elegí una tela marrón muy apropiada, y otra roja para darle alegría y que combina con los toques de color de los hilos del diseño

¡Cada vez me gusta más!
Por otra parte, voy poco a poco con el acolchado del quilt de tulipanes, lo cojo un par de días y luego lo dejo abandonado otros dos, sin prisa pero sin pausa que diría mi abuela.
De momento ya tengo hecho el borde de todas las flores y casi he terminado el acolchado de la franja verde. Sé que tiene muchos fallos pero, como es la primera vez que hago algo así, me lo estoy tomando como un aprendizaje... seguro que el siguiente trabajo de este tipo que haga me sale mejor.

¿Me dais alguna idea para acolchar el borde exterior realizado con retales?

¡Besos y Felices Puntadas!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...