domingo, 19 de noviembre de 2017

Pin Feathers

Como ya os decía en mi anterior entrada, últimamente me he sentido inclinada a bordar diseños circulares, aun cuando el acabado sea bastante complicado para mí. Pero tengo que decir que, si en el anterior trabajo el resultado ha merecido la pena, en este incluso ha superado con creces mis expectativas.... os dejo el truqui para el final porque quiero que veáis antes el acabado.
Pin Feathers, With thy Needle and Thread
Lugana blanca 40 ct
Hilos DMC 
El acabado es igual que en el original, aunque yo le he dado más amplitud para que se apreciaran mejor los pequeños detalles, se puede optar por un tamaño menor. Pensaba disimular la costura exterior con la puntilla que se ve en la imagen, pero finalmente le cosí ésta de acabado rústico que le iba más a los colores predominantes del bordado.
En el acabado original, el bordado va pegado a una bobina grande de madera, y rematada en su base inferior con diferentes botones de color blanco, su estilo es un poco más rústico y me gusta un montón igualmente.
En esta ocasión la conversión de hilos a DMC no venía dada, así que la saqué un poco a ojo y creo que ha quedado mejor que en otras ocasiones.... es un poco más de "trabajo" pero merece la pena el esfuerzo.
Para la trasera, una tela a juego con los colores fríos y las flores del bordado. Le añadí un poco de guata sólo por el aspecto final, pero quedaría igual de bien sin nada más

Y ahora vengo con el "truco del almendruco" que utilicé tanto en el anterior acabado como en éste y es tannnn sencillo que seguro que  muchos de vosotros ya lo estáis utilizando. Normalmente en las instrucciones de acabado nos hablan de utilizar un cartón para darles forma y consistencia, pues bien, no hice nada más que sustituir ese cargón delgado, del tipo de caja de cereales, por cartón corrugado, del tipo que podéis encontrar en las cajas de pequeños electrodomésticos, por ejemplo. La diferencia es abismal porque, al tener "doble" cartón, la forma no se pierde y se puede prescindir además de guata para acolchar. Probadlo y ya me diréis ^^

¡Besos y Felices Puntadas!

domingo, 12 de noviembre de 2017

Pastel de cerezas

Sé que a vosotras os pasa como a mí (y si no es así, mentidme, por favor, no quiero quedarme sola en esto :P) y os entusiasma empezar un bordado pero a la hora de darle un acabado final... la cosa se enfría un tanto hasta que a veces os encontráis ¡de la nada! con 3,4,5.... y más, muchos más, bordaditos sin acabar.
Cuando retomé en verano las crucecitas me propuse no empezar un bordado hasta no acabar otro que tuviera a la espera, pero claro, las promesas pronto se olvidaron y no sólo no he ido dando acabado a lo que tenía a medias si no que mi colección de "a la espera" se ha visto incrementada considerablemente. Hasta hoy, que me he puesto como límite no empezar ningún otro hasta acabar con los tres últimos que hice, más otros tres navideños que llevan mil años a la espera.
The Black Cherry Tart, Plum Street Samplers.
Lugana blanca 40 ct.
Hilos DMC sugeridos.
Éste en especial llevaba tanto tiempo esperando porque al tener forma redonda no acababa de decidirme por la forma de acabarlo porque, aunque en el original sugieren acabarlo como alfiletero dentro de un mini molde de tarta (de ahí el nombre y el tema, claro), no encontré ningún molde del tamaño ideal para mi bordado. Al final me decidí por algo sencillo: un par de cartones, un poco de guata, un lazo mono y arreando.
Cosí con cuidado la trasera y la delantera, con puntaditas pequeñas que no se aprecian apenas y prescindí de esconder la costura para no recargarlo en exceso.
Si buscáis el diseño original veréis que los colores no se parecen en nada y eso que seguí punto por punto las equivalencias en DMC sugeridos en el patrón. A veces me dan ganas de obviar las indicaciones y montarme mi propia gama de colores a "ojímetro" porque, aunque me guste el resultado final, me parece un poco tomadura de pelo: una cosa es que difieran los tonos y otra que apenas se parezcan entre sí.
No me he complicado ni siquiera en la trasera, la tela la elegí a tono con los hilos y, aunque no se nota en la imagen, no es una tela de algodón al uso si no que tiene "pelillos" y es muy suavita. No llega al terciopelo, pero de ese estilo.
Conclusión: muy contenta con el resultado a pesar del color de los hilos y ¡uno menos! :D El siguiente que tengo en proceso también es redondo (que no sé por qué me empeño en hacerlos redondos si luego no sé cómo acabarlos xD) así que ya veremos lo que me invento.

¡Besos y Felices Puntadas!

domingo, 5 de noviembre de 2017

Mantel Nevermore

Con unos pocos días de retraso sobre la fecha ideal de acabado, que habría sido el día de halloween, he podido por fin estrenar el mantelito que os enseñaba en mi última entrada.
Nevermore de Lizzie Kate
2 sobre 2 en lino Zweigart Belfast 32ct Flax
Hilo DMC 3371
Apenas se diferencia del top que ya os había mostrado, lo único que añadí fueron estas "lenguas" en los bordes con círculos de fieltro cosidos con punto de festón, que le dan un toque diferente y un tanto rústico al típico mantelito rectangular.
Por supuesto que no me ha quedado perfecto y se nota sobre todo en las tiras de seminole, en las que en algunos se ven perfectamente las puntas de los rombos y en otros quedan cortadas por el remate del borde. Aún así estoy muy contenta con el resultado y ha quedado mucho más bonito de lo que esperaba.
Creo que uno de los aciertos fue combinar las dos telas más oscuras con la beis en la parte del bordado, queda más luminoso todo el conjunto y las telas no le quitan protagonismo al diseño si no que lo realzan.
No estaba segura de cómo rematar el conjunto en el lado de las lengüetas, al final lo terminé igual que el resto del mantel, con una especie de bies que no es tal si no la tela de la trasera rematada así.
La tela de las lenguas es otra de mis favoritas de halloween, aunque el año que viene me tendré que hacer con otras para no repetirme en exceso, y sigue también el diseño de los cuervos.
Ahora sí que sí está decorando mi mesa de café, y no pienso renovar la decoración hasta que estemos cerca de las fechas navideñas...lo que me recuerda que algo tendré que preparar para esa festividad ^^

¡Besos y Felices Puntadas!

lunes, 30 de octubre de 2017

NEVERMORE

Mirad que tenía ganas de poder completar esta otra labor de halloween para lucirla este año y al final no me dará tiempo porque me ha sometido el espíritu del "¿por-qué-hacerlo-fácil-cuando-lo-puedes complicar-todo-un-poco-más?" Y aunque el top lo tengo casi acabado...ahí sigo... complicándome...

El diseño creo que es bien conocido por todos y la verdad es que, pese a su sencillez me enamoró cuando lo vi acabado por Caroline Stitcher, que por si no la conocéis es una autoridad en lo que se refiere a acabados de bordados, por creatividad, elegancia y buen hacer en definitiva.  
Y es que este bordado llevaba ya mil años rondando en mi carpeta de "proyectos", por su simplicidad, versatilidad, por Poe ... y por el cuervo, que no por nada es una de mis imágenes icónicas.
 En un principio mi idea era copiar tal cual el trabajo de Carolina, telas de los mismos tonos, acabado como pequeño cojín y detalle de llave, aunque ya veis que al final resultó algo completamente diferente. Y empezando por el hilo del bordado, en el que utilicé el 3371 de DMC en vez del negro marcado en el original, que siempre me parece que desentona un poco con los linos claros, aunque en este caso estuviera bordando sobre un Flax y no un White Antique.
Es la primera vez que utilizo la técnica "seminole" en patch y me parece muy creativa para crear un borde y bastante sencilla, aunque hay que andar con ojo para casar bien las costuras. El mejor tutorial que encontré fue este de Dori en el que, además de explicar paso a paso y con imágenes cómo hacer una pequeña tira te enseña a coser un fantástico camino de mesa, ideal para las próximas fiestas navideñas ^^
Para este bordado he contado con la inestimable ayuda de Orión, que se tumba encima de mí en contadas ocasiones (aunque no pierde oportunidad para dormirse encima de mis pies) lo que es una suerte porque después de aguantar 7 kgs durante un rato largo se me duermen las piernas... pero de vez en cuando me encanta que lo haga :P
Y aunque esperaba que mi mesa de halloween estuviera más lucida con un camino de mesa nuevo, creo que no ha quedado tan mal, ¿verdad? He relegado por unos días las calabazas a la vitrina y he confeccionado lo que Miguel ha dado en llamar "el altar del horror" :D Ya me gustaría a mí tener más sitio para exponer todos los detalles halloweenenses que tengo, propios y de regalitos, y es que ya lo sabéis, si por mí fuera, todo el año sería Halloween :)

(También quiero daros las gracias a las que me habéis ayudado a encontrar un nuevo editor de imágenes, de momento ando trasteando con iPiccy y va genial)

¡Besos y Felices Puntadas!

sábado, 21 de octubre de 2017

Un ratón para halloween.

Aunque ya os he comentado varias veces (varias veces cada año, quiero decir, sé que a ratos soy bastante pelma xD ) lo muuucho que me gusta el otoño y las calabazas y halloween, normalmente nunca llego para hacer un adorno dedicado a la fiesta de las brujas, a no ser que realice un intercambio.
Pero este año ha sido muy diferente y es que me cautivó de tal manera este ratoncito (¿ratoncita?) que comencé a bordarlo en verano y lleva ya muchas semanas adornando mi casa. Porque halloween se puede celebrar en la época que uno quiera, incluso durante todo el año si nos empeñamos. He dicho.
Scary Mouse de With thy Needle and Thread (adaptación)
Para el montaje me apetecía algo un poco diferente del típico almohadón así que lo hice de nuevo plano con entretela firme para darle consistencia. Lo acompañé con dos telas muy apropiadas para la festividad, que ya había utilizado otros años para adornos de la época u otoñales, un ric rac naranja, un par de botones, un lazo para colgar... todo en los dos colores más característicos de la fecha: el negro y el naranja.
Fíjaos qué ratita tan simpática y qué caras de guasa gastan las calabazas, seguro que ahora entenderéis por qué me encapriché de este modelo nada más verlo. Y lo bueno es que hay algún modelo más con ratitas de la misma firma: navidad, tema costuril... lo que me falta es tiempo para realizar todo lo que quiero.
En realidad el diseño al que me refiero es bastante más grande y tiene muchos más detalles pero, como hago a menudo, hice una readaptación tomando de aquí y de allá elementos que me gustaban para que quedara de un tamaño "apañao"
La trasera la dejé muy sencilla, pero es que esta tela es tan bonita en su simplicidad que tampoco necesita nada más.

Quizá habréis notado en mis últimas entradas que mis imágenes están algo "raras", he cambiado de editor de fotografías porque el que utilizaba habitualmente ahora es de pago y no acabo de aclararme del todo con el manejo. El tiempo oscuro y gris que hemos tenido tampoco ha ayudado nada a la hora de tomar las imágenes y eso hace que al editarlas a veces se me vaya la mano y queden un pelín sobreexpuestas. Me he resistido durante años pero al final me temo que voy a tener que aprender a usar el Photoshop.

¡Besos y Felices Puntadas!

sábado, 14 de octubre de 2017

Mantelitos para el invierno (II)

Ya he terminado la otra pareja de mantelitos que irán a hacer compañía a los que os mostraba la semana pasada. Creo que éstos tienen un toque más navideño, con la rama de acebo y los tonos más rojos, casan muy bien con el camino de mesa "casi-navideño-pero-no" que tiene también tonos rojos y negros y telas navideñas en beis.
El acolchado de estos dos últimos me ha quedado bastante mejor, no es una maravilla pero se nota un montón la diferencia entre el primero y el último que acolché.
Aquí los cuatro juntitos, son bastante diferentes entre sí, aunque todos tienen como nexo de unión los mismos tonos y telas, y el motivo central "pajaril", menos el del acebo.
Por cierto que he utilizado el mismo hilo beis para acolchar en todos menos en el segundo que veis en la foto superior, en el que utilicé hilo oscuro. En principio iba a utilizar hilo oscuro en las telas oscuras y beis en las claras, pero al final me gustaba más como quedaba el hilo beis sobre todas las telas.
No sé si a mi madre le hará mucha ilusión recibirlos porque no es muy amiga de labores (ni de hacerlas ni de que se las regalen) pero yo me lo he pasado pipa haciéndolos xD

¡Besos y Felices Puntadas!


sábado, 7 de octubre de 2017

Mantelitos para el invierno (I)

Si hay algo por lo que tengo especial preferencia, aparte de por los alfileteros, es por todo lo que se pueda colocar sobre una mesa: posavasos, manteles, caminos de mesa... si está confeccionado a mano, mucho mejor, claro está. Y como muestra, unos cuantos que os he ido enseñando en el blog: mug-rug con pajarito otoñal, mantelitos de caperucita roja, camino de mesa en rojos, posavasos en log-cabin, mantelitos calabaciles y, lo último que hice, un camino de mesa "cuasi-navideño" para mi madre. Y, precisamente para acompañar este último camino de mesa son los últimos mug-rugs con los que he estado liada.
Hay veces en que las telas con las que trabajas son tan bonitas que merece la pena dejarles todo el protagonismo a ellas, y eso hice esta vez combinando telas en contraste de la colección Wintergreen de 3sisters, la misma que había utilizado (combinada con otras) para el camino de mesa que os enseñaba anteriormente.
Nope, no acabo de cogerle el truco al acolchado, aunque tengo que decir que con cada puntadita se notaba la diferencia a mejor, así que confío en que sea sólo cuestión de muuucha más práctica. La tela de la trasera la he exprimido al máximo porque va bien con todos mis tonos de telas otoñales y no quita el protagonismo a la parte delantera, ya no me queda ni gota así que tendré que ir en busca de otra de estas telas "todo terreno"
Para el borde un sencillo bies negro que combina con todas las telas y unifica todos los mantelitos. Y digo "todos" porque éstos son los dos primeros de un total de cuatro, así mi madre podrá cambiarlos a su antojo cuando se aburra de uno en particular. 

¡Besos y Felices Puntadas!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...