jueves, 11 de septiembre de 2014

Caja de Acericos

Ante todo quiero daros las gracias por vuestros comentarios porque nada reconforta más que darse cuenta de que a todas nos pasa en algún momento que nuestros proyectos no acaban como desearíamos, aún así, ambos están "castigados" en mi caja de Ufos a la espera de que me vuelvan las ganas de trabajar en ellos (si es que vuelven) Vuestras opiniones y consejos me han servido de mucha ayuda para darme cuenta de lo que estaba mal y de que, en ocasiones, vemos las cosas peores de lo que realmente están. Pero también pasearme por vuestras casas virtuales ha hecho que se me antojaran muchísimos de vuestros trabajos y me ha servido de cura para la apatía agujeril.

Aunque vuelvo a tener ganas de comenzar nuevos proyectos, de momento no tengo nada definido así que esta vez os traigo mi última adquisición, una caja de estilo antiguo que utilizo para tener a buen recaudo, y también exponer, algunos de mis alfileteros.
Aunque tengo una buena colección de ellos, algunos más hechos por mí, otros regalos de buenas amigas, de momento he colocado los que por su aspecto quedaban mejor por el estilo de la caja, pero seguramente los iré rotando según mi humor.
¿Y vosotras? ¿tenéis una caja "de tesoros" donde tenerlo todo a la vista u os gusta más guardar las pequeñeces a buen recaudo?

¡Besos y Felices Puntadas! 


jueves, 4 de septiembre de 2014

Chapuzas varias

¿Os ha pasado alguna vez que, empecéis la labor que empecéis, nada os sale como queréis? Exactamente así ha sido mi semana y es muy frustrante comenzar un nuevo proyecto con ilusión y ver que no avanzas, o que tienes que deshacer todo lo avanzado (incluso varias veces) o que una vez que has terminado, no te gusta el resultado.
Mi primer proyecto fue un intento de aprender a bordar un motivo sencillo, ya sabéis, punto de tallo, puntada atrás, punto de nudo... Elegí un diseño muy simpático de un búho que encontré en pinterest y comencé a bordarlo en una servilleta desparejada de lino que no sé de dónde ha salido (misterios de esta casa, me desaparecen cortinas y me aparecen servilletas, los duendes deben de estar haciendo de las suyas)
Empecé más o menos bien, pero luego llegué a las garras... que me están dando una guerra enorme, y después de hacer y deshacer cuatro veces, las ha dejado tal cual veis... hechas una maraña de hilos.
Hasta el búho tiene cara de enfadado. Y de momento, lo he dejado aparcado, no sé si continuarlo más adelante o intentarlo en una tela con menos trama que supongo podré tener más control de por dónde va la puntada.

Como vi que el bordado no avanzaba, volví de nuevo a pinterest y escogí una estrella de patchwork como segunda intentona, sin tutorial ni nada (¡a lo loco!) Con tal cantidad de costuras no me proponía que todas me quedaran cuadradas, habría sido un milagro, pero después de coser y descoser para que quedaran más o menos bien, el resultado no me gusta NADA. Sé que las telas son más bien sosas y tristonas, creo que su elección fue en parte por la certeza que tenía que me iba a quedar mal, ya sabéis.. ya que no me va a quedar bien, al menos no malgasto las telas que realmente me gustan. Pero juzgad vosotras mismas.
Y el caso es que creo que hubiera resultado mejor con una tela de fondo menos estampada o de un tono más claro. Ahora no sé si intentarlo con otras telas (¡no más grises!) o dejarlo también aparcado de momento.
Y para quitarme tantos sinsabores, compré unas telas monas y otoñales... que no sé en qué usarlas, pero que me encantaron en cuanto las vi ¿Alguna idea para ellas?

¡Besos y Felices Puntadas!

domingo, 31 de agosto de 2014

Tuturial Alfiletero con Bobina Danzarina (Dancing Spool Tutorial)

¿Estáis preparadas para coser un poco? Eso espero, porque allá vamos... poneos cómodas, rodearos de vuestras telas favoritas, útiles de costura y procuraros un ratito de tranquilidad para vosotras solas.
Primero de todo, las telas que vamos a necesitar y las medidas: necesitamos tres telas diferentes, pueden estar combinadas o no, más la tela de la trasera (yo suelo repetir una de las delanteras) y vamos a cortar cuadrados de las siguientes medidas:
Con este tamaño de telas nos saldrá el alfiletero grande (de 10 cm de lado) si queréis hacer el pequeño (de 7,5 cm de lado) sólo tendréis que restar a cada una de las medidas 1 cm (todas las medidas tienen las costuras incluidas)
Si os fijáis en la primera foto veréis a qué tela corresponde cada tamaño.... la beis es para el fondo, la roja para el centro de la bobina y la estampada para los bordes ¿Seguimos?
Comenzamos con los dos cuadrados grandes, los colocamos derecho contra derecho y marcamos una de las diagonales (por aquí cortaremos luego) A ambos lados de la diagonal marcamos una línea a 0,5 cm y cosemos por ahí (si lo coséis a máquina no tendréis que marcar tanto y podéis poner de márgen un cuarto de pulgada o lo que soláis poner, sólo que entonces el acerico quedará más pequeño)
Una vez cosido por las dos marcas, cortamos por la línea central que habíamos marcado más arriba como discontinua.
Abrimos y planchamos con las costuras abiertas... qué fácil, ¿verdad? Podemos recortar la tela que no sobre por las esquinas y cuadrarlos con la ayuda de la regla, si lo hemos hecho bien y con el margen de 0,5 cm, deberán resultarnos dos cuadrados de 6 cm de lado.
Ahora vamos a colocar los cuadrados pequeños como vemos en la siguiente fotografía: se colocan derecho contra derecho sobre los cuadrados grandes ajustándolos a una de las esquinas. Si habéis elegido tela con dibujo que tenga "arriba y abajo" ahora es el momento de disponer el estampado para que quede perfecto. Fijaos que, en los cuadrados que acabamos de coser, colocamos los pequeños sobre la tela estampada, que es el borde de nuestra bobina, y no sobre la tela beis, que hará de fondo.
Cosemos las cuatro piezas siguiendo la diagonal de los cuadrados pequeños, como en la línea roja que os marco en la fotografía.
Una vez cosidas todas las piezas, vamos a recortar el sobrante como os indico en la fotografía siguiente. 
Ahora sólo tenemos que planchar con las costuras abiertas para que nos quede esto ¡ya parece una bobina!
Para montar las cuatro piezas vamos a coser primero las piezas superiores y luego las uniremos a las inferiores que también habremos cosido. Si como en mi caso tenéis telas con mucha diferencia de color, os recomiendo cambiar de hilo eligiendo el que más se ajuste al color de vuestra tela. Recordad hacer coincidir todas las telas para que las costuras os coincidan y quede una bonita bobina.
Ya tenemos cosidas las dos piezas horizontales y ahora vamos a por la costura central. Como os comenté, para la zona central de la bobina tuve que elegir un hilo rojo para que no se notara mucho el contraste.
Aquí os enseño como deben quedar las costuras por la parte trasera, planchadas abiertas abultan mucho menos en el resultado final.
Una vez cosido todo y si habéis conseguido hacer coincidir todas las costuras (esta vez no es complicado, hacedme caso) os quedará una preciosa bobina danzarina. Ahora sólo os queda elegir una trasera bonita y montad vuestro alfiletero: colocad las telas derecho contra derecho, cosed alrededor dejando el margen de costura acostumbrado y dejad una pequeña abertura para dar la vuelta y rellenar con guata. Si necesitáis un paso a paso, podéis echar un vistazo al tutorial del alfiletero Lucero del Alba.
Una última cosa con los márgenes de costura del alfiletero: si los hacéis a 0,5 cm como de costumbre puede que os "comáis" las esquinas de las bobinas, así que debéis valorar si dejáis un poco menos de margen. En este último alfiletero yo no dejé más que 3 mm para evitar esto y que mi bobina quedara perfecta una vez montado el acerico.
¿Qué os ha parecido? Fácil, ¿verdad? Espero que os divirtáis haciendo este bonito bloque, que hagáis un alfiletero para vosotras (¡o un montón para regalar!) y que dejéis volar vuestra imaginación para utilizar esta bobina danzarina en otros proyectos. Me encantaría que si seguís mi tutorial me enviárais una imagen de vuestro proyecto acabado para poder admirarlo debidamente :)
Espero también que esto os ayude a las que, como yo, sois novatas en esto de las costuritas y aprendéis gracias a internet y sus tutoriales... y que las más expertas en el patchwork no me saquen muchos fallos :D

¡Besos y Felices Puntadas!

miércoles, 27 de agosto de 2014

Bobinas Danzarinas

Esta semana he querido repetir un alfiletero que ya os enseñé hace unos meses en esta entrada en el que utilizaba un bloque llamado "bobina danzarina" o "dancing spool" Antes de decidirme por este en particular, vi varios bloques de bobinas, pero ninguno me gustaba, por ser demasiado sencillo o demasiado grande, así que cuando al fin di con un tutorial bien explicado (aunque en inglés) no dudé en guardarlo en mi pinterest.
Lástima que cuando he querido volver a hacerlo he visto que su autora había borrado el tutorial y no encontré ningún otro sencillo y claro, aún así no he tenido muchos problemas en repetirlo porque el bloque no tiene demasiada complicación.
He elegido colores vibrantes, el verde claro y el naranja con pequeños toques de azul. Como veréis, últimamente no sigo mucho mi línea de colores oscuros habitual, pero seguro que en otoño retomo el estilo rústico para algún proyecto.
Como me parece una pena que las que aprendemos pequeñas cosas de costura gracias a los tutoriales que gente desinteresada sube a internet estoy preparando un tutorial para todas aquellas que queráis probar a hacer este bonito y útil alfiletero ¿qué os parece? 
Para el segundo acerico escogí telas con más diferencia de color para que se apreciaran bien todos los pasos, pero aún así seguí con el verde esta vez combinado con un rojo un poco más oscuro y beis para el fondo. Creo que así se aprecia mejor la bobina bailonga :)
También lo aumenté de tamaño, el alfiletero grande mide 10 x 10 cm, mientras que el pequeño mide 7,5 x 7,5 cm, así que podéis elegir según lo grande que lo queráis.
Así que ya sabéis, el domingo tenéis una cita conmigo y con un tutorial que os prometo será sencillo, claro y divertido. Sólo necesitáis algún retal de tela en colores que combinen (¡o no!, eso lo dejo a vuestra creatividad), los útiles de costura habituales y muchas ganas de coser y pasarlo bien.

¡Besos y Felices Puntadas!




domingo, 24 de agosto de 2014

Surcando la mar.

Si nos damos un paseo por nuestros blogs creativos favoritos podremos observar que este verano ha habido dos temas estrellas fundamentales: los héxagonos (que ya llevaba tiempo siendo uno de los básicos favoritos de las manualidades, pero que ha crecido como la espuma durante estos meses) y los Ufos. Y es que ¿quién no tiene escondido en el fondo de algún cajón ese diseño que empezamos pero que por diversas causas nunca terminamos? O, lo que es peor, ese bordado que nos encantó en su momento pero luego no encontramos tiempo, ganas o inspiración para darle un acabado apropiado. Yo al menos tengo un montón, y he querido ponerle remedio poco a poco, no sea que luego las buenas intenciones se me atraganten.
El diseño Mermaid House es de Teresa y lo acabé de bordar en junio del año pasado, sabía exactamente que lo quería montar en forma de barquito, pero no me convencía ninguna de las telas marineras que encontré para las velas. Un año después, lo he acabado en la forma que veis.
Bordado con un hilo matizado de DMC sobre un lino oscuro de 36 ct nos recuerda irremediablemente a los tonos costeros, arena, playa, mar, espuma... motivos que se repiten en la tela con la que confeccioné dos pequeños pececitos.
El barco es un poco viejito y por eso lleva las velas remendadas, pero aún así en cuanto sopla un poco de viento se escapa raudo por la mar, así que le he puesto una banderita para saber siempre dónde está... y un colgador para que no se me escape muy a menudo :)
Como veis los peces son muy inquietos y no paran de darse la vuelta... así que les busqué un compañeros de juegos con muchos brazos para que estuvieran entretenidos y a gusto.
Este gracioso adorno ya está colgado en la puerta de mi cuarto de baño, creo que todo el conjunto tiene un aire muy divertido ¿no créeis?

¡Besos y Felices Puntadas! 

miércoles, 20 de agosto de 2014

¡Agujas fuera!

Pues ya veis, acabado justo a tiempo para publicarlo en uno de los días que me había propuesto hacerlo entre semana. Me gusta el resultado aunque cuanto más lo miro más fallos le saco, así que mejor no lo miréis con lupa.
Me gusta rematar estos pequeños trabajos con bies, me parece que es como más "limpio" queda pero, como no me apetecía hacerlo yo misma (sólo lo he probado dos veces y me parece un trabajazo monumental) compré uno de un color similar, aunque un poquito más claro.
Me animé a hacer un pequeño acolchado siguiendo el dibujo de los hexágonos en algunos salteados y se nota mucha diferencia entre el primero y el último que hice, así que me he marcado como asignatura pendiente el bordado en tela a ver si con la práctica logro unas puntadas más parejas.
Lo cierto es que la tela de animalitos que escogí como motivo principal da mucho juego, ¿no os parece? Combinarla con dos telas lisas y otra en estampados marrones y azules para darle un poco más de calidez me pareció la solución ideal para tanto dibujito.
¿Pero... qué es?
Espero que no os hayáis dejado engañar por los motivos infantiles porque no iban por ahí los tiros; mi pequeño proyecto se ha convertido en una funda-tapete para evitar que la grasa se acomode sobre mi nueva parrilla. Con los armarios de la cocina en blanco y azul poco quedaba a mi elección a la hora de escoger telas.
Y la trasera, que aún no os he mostrado, también va a juego con el resto de la decoración, siguiendo las rayas verticales del papel pintado que colocamos en el frente de cocción para tapar los ho-rro-ro-sos azulejos de mi piso alquilado (sí sí, ya sé que lo tengo un poco despegado, repararlo está en mi lista veraniega de cosas-por hacer xD)
Espero que os haya gustado el acabado casi tanto como los avances, yo me he divertido mucho haciéndolo y seguro que esta no es la última vez que trabajo con hexágonos, me ha parecido una forma divertida y muy vistosa de patchear.

¡Besos y Felices Puntadas!

domingo, 17 de agosto de 2014

A falta de montaje...

Así es como ha quedado el top de mi proyecto, con todos los bordes cuadrados y listo para darle el acabado final.
Para lograr que todos los bordes quedaran rectos recorté los héxagonos sobrantes de la mitad superior e inferior por la mitad y fui rellenando los huecos de los laterales... más o menos, así...
Así he evitado hacer más hexágonos aprovechando los que ya tenía, y para las cuatro pequeñas esquinas, más retales aprovechados. Aquí igual que en la cocina ¡no se tira nada!
Tengo ya la idea clara para el montaje de la parte trasera e incluso he comenzado a coserla, así que creo que lo acabaré esta semana, y os desvelaré por fin el secreto de en qué se convertirá este trabajo.

¡Besos y Felices Puntadas!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...