miércoles, 27 de agosto de 2014

Bobinas Danzarinas

Esta semana he querido repetir un alfiletero que ya os enseñé hace unos meses en esta entrada en el que utilizaba un bloque llamado "bobina danzarina" o "dancing spool" Antes de decidirme por este en particular, vi varios bloques de bobinas, pero ninguno me gustaba, por ser demasiado sencillo o demasiado grande, así que cuando al fin di con un tutorial bien explicado (aunque en inglés) no dudé en guardarlo en mi pinterest.
Lástima que cuando he querido volver a hacerlo he visto que su autora había borrado el tutorial y no encontré ningún otro sencillo y claro, aún así no he tenido muchos problemas en repetirlo porque el bloque no tiene demasiada complicación.
He elegido colores vibrantes, el verde claro y el naranja con pequeños toques de azul. Como veréis, últimamente no sigo mucho mi línea de colores oscuros habitual, pero seguro que en otoño retomo el estilo rústico para algún proyecto.
Como me parece una pena que las que aprendemos pequeñas cosas de costura gracias a los tutoriales que gente desinteresada sube a internet estoy preparando un tutorial para todas aquellas que queráis probar a hacer este bonito y útil alfiletero ¿qué os parece? 
Para el segundo acerico escogí telas con más diferencia de color para que se apreciaran bien todos los pasos, pero aún así seguí con el verde esta vez combinado con un rojo un poco más oscuro y beis para el fondo. Creo que así se aprecia mejor la bobina bailonga :)
También lo aumenté de tamaño, el alfiletero grande mide 10 x 10 cm, mientras que el pequeño mide 7,5 x 7,5 cm, así que podéis elegir según lo grande que lo queráis.
Así que ya sabéis, el domingo tenéis una cita conmigo y con un tutorial que os prometo será sencillo, claro y divertido. Sólo necesitáis algún retal de tela en colores que combinen (¡o no!, eso lo dejo a vuestra creatividad), los útiles de costura habituales y muchas ganas de coser y pasarlo bien.

¡Besos y Felices Puntadas!




domingo, 24 de agosto de 2014

Surcando la mar.

Si nos damos un paseo por nuestros blogs creativos favoritos podremos observar que este verano ha habido dos temas estrellas fundamentales: los héxagonos (que ya llevaba tiempo siendo uno de los básicos favoritos de las manualidades, pero que ha crecido como la espuma durante estos meses) y los Ufos. Y es que ¿quién no tiene escondido en el fondo de algún cajón ese diseño que empezamos pero que por diversas causas nunca terminamos? O, lo que es peor, ese bordado que nos encantó en su momento pero luego no encontramos tiempo, ganas o inspiración para darle un acabado apropiado. Yo al menos tengo un montón, y he querido ponerle remedio poco a poco, no sea que luego las buenas intenciones se me atraganten.
El diseño Mermaid House es de Teresa y lo acabé de bordar en junio del año pasado, sabía exactamente que lo quería montar en forma de barquito, pero no me convencía ninguna de las telas marineras que encontré para las velas. Un año después, lo he acabado en la forma que veis.
Bordado con un hilo matizado de DMC sobre un lino oscuro de 36 ct nos recuerda irremediablemente a los tonos costeros, arena, playa, mar, espuma... motivos que se repiten en la tela con la que confeccioné dos pequeños pececitos.
El barco es un poco viejito y por eso lleva las velas remendadas, pero aún así en cuanto sopla un poco de viento se escapa raudo por la mar, así que le he puesto una banderita para saber siempre dónde está... y un colgador para que no se me escape muy a menudo :)
Como veis los peces son muy inquietos y no paran de darse la vuelta... así que les busqué un compañeros de juegos con muchos brazos para que estuvieran entretenidos y a gusto.
Este gracioso adorno ya está colgado en la puerta de mi cuarto de baño, creo que todo el conjunto tiene un aire muy divertido ¿no créeis?

¡Besos y Felices Puntadas! 

miércoles, 20 de agosto de 2014

¡Agujas fuera!

Pues ya veis, acabado justo a tiempo para publicarlo en uno de los días que me había propuesto hacerlo entre semana. Me gusta el resultado aunque cuanto más lo miro más fallos le saco, así que mejor no lo miréis con lupa.
Me gusta rematar estos pequeños trabajos con bies, me parece que es como más "limpio" queda pero, como no me apetecía hacerlo yo misma (sólo lo he probado dos veces y me parece un trabajazo monumental) compré uno de un color similar, aunque un poquito más claro.
Me animé a hacer un pequeño acolchado siguiendo el dibujo de los hexágonos en algunos salteados y se nota mucha diferencia entre el primero y el último que hice, así que me he marcado como asignatura pendiente el bordado en tela a ver si con la práctica logro unas puntadas más parejas.
Lo cierto es que la tela de animalitos que escogí como motivo principal da mucho juego, ¿no os parece? Combinarla con dos telas lisas y otra en estampados marrones y azules para darle un poco más de calidez me pareció la solución ideal para tanto dibujito.
¿Pero... qué es?
Espero que no os hayáis dejado engañar por los motivos infantiles porque no iban por ahí los tiros; mi pequeño proyecto se ha convertido en una funda-tapete para evitar que la grasa se acomode sobre mi nueva parrilla. Con los armarios de la cocina en blanco y azul poco quedaba a mi elección a la hora de escoger telas.
Y la trasera, que aún no os he mostrado, también va a juego con el resto de la decoración, siguiendo las rayas verticales del papel pintado que colocamos en el frente de cocción para tapar los ho-rro-ro-sos azulejos de mi piso alquilado (sí sí, ya sé que lo tengo un poco despegado, repararlo está en mi lista veraniega de cosas-por hacer xD)
Espero que os haya gustado el acabado casi tanto como los avances, yo me he divertido mucho haciéndolo y seguro que esta no es la última vez que trabajo con hexágonos, me ha parecido una forma divertida y muy vistosa de patchear.

¡Besos y Felices Puntadas!

domingo, 17 de agosto de 2014

A falta de montaje...

Así es como ha quedado el top de mi proyecto, con todos los bordes cuadrados y listo para darle el acabado final.
Para lograr que todos los bordes quedaran rectos recorté los héxagonos sobrantes de la mitad superior e inferior por la mitad y fui rellenando los huecos de los laterales... más o menos, así...
Así he evitado hacer más hexágonos aprovechando los que ya tenía, y para las cuatro pequeñas esquinas, más retales aprovechados. Aquí igual que en la cocina ¡no se tira nada!
Tengo ya la idea clara para el montaje de la parte trasera e incluso he comenzado a coserla, así que creo que lo acabaré esta semana, y os desvelaré por fin el secreto de en qué se convertirá este trabajo.

¡Besos y Felices Puntadas!

miércoles, 13 de agosto de 2014

Hexágonos y más hexágonos...

Lo prometido es deuda y aunque aún no me ha dado tiempo a darme un paseo en condiciones por la blogosfera (algo sí que he fisgado), podéis ver en qué he invertido el tiempo y ya vosotros juzgáis si está bien o mal invertido :) El proyecto va tomando forma...
Sé que no se os escapa nada, pero por si acaso os señalo uno de mis fallos, se nota bastante pero hay que tener en cuenta que la mayoría de los moldes aún están puestos y estiran el resto de los hexágonos y en comparación con éste el fallo salta a la vista. Confío en que una vez acabado se note menos... aunque sólo sea porque cometa más errores y unos vayan tapando los otros ^^

Y también me gustaría enseñaros un regalo que recibí allá por el mes de Junio y que tuvo que viajar bastante hasta llegar a mi casa, generosamente enviado por Kty.
 Dos bolsas bordadas, una de tamaño grande ideal para guardar proyectos o labores en progreso, y otra más pequeña, que lo mismo puede servir para guardar las tijeras y los hilos, que de monedero, que, como me llegó a mí, guardando tesoros en forma de sellos.
 Un detalle del bordado de las bolsitas y del acolchado, no me digáis que no es bonito y que no tiene que ser complicado dar tantas puntadas en una tela de color oscuro (se me colaron  en la foto un par de hilos de la labor en marcha, jo)
Y aquí un primer plano de los sellos para que veáis que hay de todos los puntos cardinales, estoy dándole vueltas en qué trabajo puedo utilizarlos porque tengo claro que guardados no se van a quedar ¡hay que lucirlos!

¡Besos y Felices Puntadas! 

domingo, 10 de agosto de 2014

Sólo por llevar la contraria

Después de este largo paréntesis que me he tomado, en principio porque las obligaciones no me dejaban tiempo para la costura y no tenía nada para publicar, y después un poco por el ocio y las vacaciones y mucho por pereza, vuelvo a desempolvar el blog cuando casi toda la blogosfera está parada por vacaciones, ya sabéis, lo mío es sólo por llevar la contraria.
Lo más complicado después de un largo parón es volver a escribir de manera habitual en el blog, no quisiera que la galbana se apodere de mí y esto se convierta en una sucesión de publicaciones tituladas "¡Cuánto tiempo!" y "¿Hay alquien ahí?" Así que me he propuesto publicar un par de veces semanales, un día entre semana que puede variar entre el miércoles y el jueves, y otra fija el domingo. Pero, como ya he dicho antes, para publicar primero necesito tener algo interesante que deciros y que mostraros, así que voy a empezar por algo divertido y adictivo que probé esta semana: el patchwork con hexágonos.
Me llamaba mucho la atención este tipo de trabajos que veía en internet, pero me parecía dificilísimo eso de que quedaran rectas todas las líneas y, más aún, que me encajaran todas las costuras. Pero esta semana me hice con un kit para hacer hexágonos con la técnica del paper piecing, y después de ver algunos tutoriales, me animé a intentar este alfiletero, aunque me apetecía variar un poco y lo acabé como un adorno para decorar una puerta.
Lo cierto es que me ha resultado relativamente sencillo y el proyecto acabado me gusta un montón; al elegir unas de mis telas de halloween-otoñales preferidas creo que se convertirá en el elemento decorativo estrella en cuanto empiece a llegar el fresquito.
Y para qué veáis que no os engaño cuando digo que los hexágonos son adictivos a la par que bonitos, una muestra de mi próximo proyecto...
Colores alegres, estampados divertidos... tiene buena pinta, ¿verdad? Pues si queréis ver los avances y el resultado, os espero por aquí dentro de muy poco ^^

¡Besos y Felices Puntadas!




domingo, 20 de abril de 2014

Y algo dulce...

Me gusta dejaros de vez en cuando una idea dulce para compartir, a veces es en forma de proyecto y otras, como en este caso, un postre propiamente dicho y que acompaña divinamente a la época en la que estamos.... aunque he de decir que en mi casa típicamente preparamos las tostadas (o torrijas) en temporada navideña más que en Semana Santa.
Hay casi tantas variedades de torrijas como casas donde se preparan, en la mía las que triunfan se asemejan más a la receta de la leche frita que a las torrijas propiamente dichas, pero este año he querido darle el gusto a Miguel y preparlas como siempre lo han hecho en su casa: embebidas en moscatel y con un ligero baño de almibar. Seguí esta receta, os recomiendo hacerla si aún os queda un huequecito en el estómago después de tantos días festivos, porque la verdad es que están... ¡deliciosas!

¡Besos y Felices Puntadas!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...